• LOCATION 11 | Lo mejor de Burdeos: Un paseo a pie para descubrirla

    Catedral San Andrés

    Detengámonos en esta plaza. Hemos llegado a la catedral San Andrés. El principal centro de culto en Burdeos. A lo largo de tantos siglos de historia, ha sufrido muchas transformaciones en su construcción, pero prevalece su estilo gótico. Puedes apreciar sus grandes rosetones, y otros elementos que me encantan, las gàrgolas… esos seres misterioros parecen salir de las fachadas. Y hablando de fachadas, cada una fue construída en un siglo diferente. Por eso vas a notar algunas diferencias en toda la estructura y también cierta falta de simetría en toda la catedral. Si quieres conocerla por dentro, y esta abierta en estos momentos, puedes apagar la aplicación y entrar. Reiníciala luego en este mismo punto. Aprovecha, la entrada a todas las iglesias en Burdeos es gratis.

    Si has decidido continuar, te sigo contando… que una de los eventos más importantes que se dieron en esta catedral, fue la boda de Leonor de Aquitania en el Siglo XII. Ella nació en el año 1120 y la historia de su vida es muy interesante, además de ser muy importante para la historia misma de Burdeos.

    En la edad media, el mapa de lo que hoy es Francia, era algo diferente. Todo este territorio se dividía en grandes reinos, dentro de los cuales, el Ducado de Aquitania era uno de los más importantes. Leonor de Aquitania tuvo un hermano que murió de manera muy prematura, así que ella se convirtió en la heredra de todo este vasto territorio. Dada su importancia, se casó con Luis VII, el Rey de Francia, en esta misma Catedral en el año 1137. Esta unión hizo que Francia se convirtiera en el reino más poderoso de la Europa Occidental de ese momento.

    Leonor de Aquitania y Luis VII, se convirtieron entonces en los reyes de Francia. Pero su matrimonio, aunque muy conveniente, no sería un matrimonio feliz. Tenían grandes diferencia de personalidades. Leonor de Aquitania era una mujer apasioanda, rebelde, tan inteligente como coqueta, quería intervenir en política, era muy valiente, podía incluso tomar las riendas el ejército… por su parte, su esposo Luis VII no quería ser rey, él quería ser monje… ¡ya puedes imaginar quién dominó este matrimonio! Sumado a estas diferencias, solo tuvieron dos hijas, lo cual era muy malo para la corona, se necesitaban hijos varones. Era un matrimonio infeliz, pero, lograr el divorcio era algo muuuuy dicícil.

    Sin embargo, muy decidida, Leonor viajó hasta Roma para solicitar la anulación del matrimonio. Consigió pruebas para demostrar que su esposo era en realidad su primo, en 5 grado de consanguinidad, lo cual era ilegal. Ante esto, el Papa no tuvo más remedio que anular el matrimonio y Leonor recuperó todas sus tierras. Dada su importancia, Leonor debía casarse nuevamente, ¡algo que solo 2 meses! Sí, 8 semanas después se casaría nuevamente en esa misma Catedral… eligió rápido, pero bien… su nuevo esposo sería más ni nada menos que Henry II, el nuevo Rey de Inglaterra.

    Con precaución, cruza las líneas del Tranvía y camina hacia la derecha para rodear la Catedral mientras te sigo contando esta interesante historia.

Preview mode limited to first 3 locations.
Lo mejor de Burdeos: Un paseo a pie para descubrirla